La necesidad del cifrado en los contadores inteligentes

Los contadores inteligentes no cuentan con cifrado para securizar la transmisión de datos. | Imagen: Portland General Electric

Poco a poco, las casas van convirtiéndose en instalaciones cada vez más conectadas gracias a los avances en tecnología que estamos viviendo en los últimos años. Unos de los aparatos que están actualizándose con dispositivos digitales son los contadores de luz, que con la excusa del control y la eficiencia, traen en un principio grandes beneficios. Sin embargo, estos contadores inteligentes, al igual que el resto de dispositivos de IoT, presentan numerosas vulnerabilidades en cuanto a su seguridad. Estas vulnerabilidades pueden ser aprovechadas por ciberdelincuentes para causar numerosos perjuicios a los usuarios y suministradores; poniendo en peligro la privacidad de todas esas personas.

Los contadores inteligentes suponen un paso más en la monitorización del consumo de cada vivienda, ya que recogen en todo momento con exactitud los datos de cada hogar. Así, las compañías tienen acceso a dicha información en tiempo real, de manera que pueden comprobar en cualquier momento el consumo de cada vivienda y acceder a información mucho más detallada de la que tenían hasta la aparición de estos aparatos inteligentes. Por ejemplo, pueden saber en qué días y franjas horarias se dan los picos de consumo. Además, con estos dispositivos no es necesario que un técnico vaya casa por casa a recoger los datos de consumo de cada vivienda ni que los clientes envíen la factura a la compañía. De esta forma, los datos de consumo son totalmente precisos y las facturas se ciñen al consumo real. También pueden contribuir al ahorro de luz.

Nuestra seguridad y privacidad, en peligro

Sin embargo, todo esto también supone una amenaza para la privacidad, ya que con estos datos las compañías tienen acceso a una gran cantidad de información sensible sobre nuestra vida privada. Por si esto no fuera poco, el principal inconveniente que tienen este tipo de aparatos inteligentes es el riesgo a sufrir un ataque externo, ya que la mayoría de estos contadores no están bien securizados, al no aplicar las medidas de seguridad necesarias. Por ejemplo, no emplean ningún sistema de cifrado, y los que lo hacen utilizan sistemas débiles, tal y como explica el experto en ciberseguridad Netanel Rubin para El Confidencial. Otro factor que los hace vulnerables es el hecho de que cuentan con un sistema de credenciales débil. Como en la mayoría de dispositivos de IoT, se utilizan secuencias aleatorias que son fáciles de descifrar mediante ataques de fuerza bruta.

Esto hace que sean inseguros y susceptibles de ser atacados. Un riesgo que podría acarrear graves consecuencias, si tenemos en cuenta que estos dispositivos almacenan una gran cantidad de información crítica y confidencial, como las horas en las que nos encontramos en casa u otros datos sobre nuestra rutina que podrían facilitar otros delitos como allanamientos. Además, el ciberdelincuente podría hacerse con el control del aparato inteligente y, de esta forma, manipular los dispositivos y sus datos de consumo, o incluso secuestrar el acceso al contador inteligente a cambio de un rescate.

La solución, aplicar cifrado en los contadores inteligentes

Para evitar esto, es esencial que los fabricantes apliquen sistemas de cifrado. Algunos de los motivos que argumentan para su no implementación es el hecho de que las CPUs de estos dispositivos inteligentes no soportan el peso de los sistemas de cifrado fuertes. En Enigmedia tenemos la solución a este problema, puesto que nuestra tecnología de cifrado es un 95% más eficiente y tres veces más robusta que los estándares actuales, lo que la hace ideal para dispositivos como los contadores inteligentes o cualquier otro aparato de IoT. De esta manera, con un sistema de cifrado seguro y ligero se securizarán este tipo de dispositivos y podremos estar a salvo de los riesgos que suponen para nuestra seguridad.